RelatosRelatos de Amor

Ser tía: uno de los amores más puros que existe

Para empezar  quiero decirles que soy la menor de mis hermanos, siempre fui la consentida ya que por ser la más pequeña todos me cuidaban mucho. De niña era muy divertida, jugaba mucho, era muy feliz a a pesar de que no tenía con quién jugar trataba de pasarla bien hasta que un día me tocó ser tía: unos de los amores más puros que existe en esta vida.

Fui tía por primera vez a los 8 años, me emocioné mucho ya que siempre había querido un hermano menor pero no pude tenerlo entonces este bebé me traería una nueva experiencia. La emoción me duro muy poco ya que por problemas familiares lo alejaron de nosotros, si lo veía pero muy poco. Hoy ya han pasado casi doce años y siento que no lo disfrute mucho.

Después tuve otro sobrino pero solo lo vi una vez en mi vida, no lo volví a ver más por lo mismo, discusiones familiares. Ellos 2 son hermanos pero igual no comparten mucho ya que son de diferente mamá y se llevan 7 años de diferencia. El mayor si sabe que tiene un hermano pero él más pequeño aún no lo sabe.

Entonces, ¿Por qué digo que ser tía es tener unos de los amores más puros?

Por que los sobrinos son el mejor regalo que un hermano te puede dar, son como tus hijos, los amas demasiado, los conscientes, los besas, los abrazas, darías la vida por ellos definitivamente, los puedes regañar tú pero que nadie más se atreva a hacerles daño por que sacaras la fiera que llevas dentro.

Ahora tengo una sobrina hermosa, tiene un año, es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, he pasado todo este tiempo junto a ella. Quizá a mis sobrinos mayores no los disfruté más por cosas de la vida pero ahora que tengo a esta bebé en casa ha sido genial, no me cambio por nadie, la adoro y ella me adora.

De verdad, mueres de ternura, de ver como ese ser tan pequeño puede hacerte sentir tan tas cosas maravillosas, te desvelas por ellos, los cuidas, los mimas, de todo con tal de verlos tranquilos y felices. Que mejor que sentir el amor tan puro de un sobrino dándote un besito en la mejilla, cuando te dicen tía, mueres de felicidad.

Todos los días le doy gracias a Dios por ellos y le pido que me los cuide siempre, ya que son una bendición enorme para mí, son mi sangre, son mi vida. Tener el privilegio de ver a un sobrino crecer es de una de las mejores cosas que te puede suceder, disfruta esta etapa y aprende tú junto a él.

Si tienes sobrinos nos seas duros con ellos, ámalos mucho, disfrútalos como si fueran tus hijos, enséñale valores, diviértete y verás como esa felicidad que se refleja en ellos llenará tu corazón de amor. Si estás triste, solo basta estar un lado junto a ellos para contentarte, sus travesuras te harán reír mucho, simplemente no te puedes enojar con ellos.

¿Ven por que digo que ser tía es uno de los amores más puros que existe? Es una experiencia maravillosa, es sentir un amor tan profundo como el de una madre, pase lo que pase siempre estarás ahí para ellos.

¿Eres tía o tío? Coméntanos si estás de acuerdo con nosotros de que ser tío es una bendición. Gracias por el apoyo.

 

Fuente: www.escritosenlared.com

¡Valora este artículo para mejorar la calidad del Blog!

Muy malNo está malBienMuy BienExcelente (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…  

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It en Pinterest

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios